Purificadoras de Tamaulipas cruzan a Veracruz a causa de la sequía

0
90
purificadoras de Tamaulipas cruzan a Veracruz
La sequía y filtraciones de agua salada se recienten en negocios de Tamaulipas

Ante la situación de sequía, empresas purificadoras de Tamaulipas cruzan a Veracruz para extraer el líquido de pozos del norte del estado.

El sur de Tamaulipas se encuentra en alerta máxima, pues se han filtrado de millones de litros de agua salada al sistema lagunario que abastece la zona.

El colapso de las costaleras instaladas la semana pasada, la falta de lluvias y el calor extremo provocaron la filtración de agua salada.

La única opción, según empresarios

Alfonso Betanzos Chimely, propietario de la franquicia La Gota, destaca que es la opción que ahora tienen para obtener agua sin sal.

Betanzos asegura que negocios del mismo giro sufrieron daños al conectarse de la línea de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa).

“Contamos con todo el equipo para traernos agua desde los pozos del norte de Veracruz. El agua llega a nuestra instalación y hacemos el proceso para que quede lo más pura posible”, señaló.

Tres negocios cerraron definitivamente sus operaciones debido al desgaste en el equipo, principalmente en los filtros, causado por la salinidad.

Esto ha disparado la demanda y el encarecimiento del agua, ya que los costos de filtración aumentaron 20 por ciento, es decir, un incremento de dos pesos por garrafón.

Pero no solo es el agua contaminada de la zona, si no que también batallan con el abasto del líquido porque algunas veces la Comapa le dice a las empresas que no hay agua y tienen que comprarla en pipas.

Íñigo Fernández Bárcena, el alcalde de Tampico, afirmó que las reparaciones ya han sido realizadas por las autoridades estatales.

También subrayó la gran necesidad por lluvias en la zona para que disminuya la salinidad del agua, pues el estado lleva meses en sequía.

Mientras tanto en Veracruz

Habitantes del ejido Mayorazgo, en el municipio de Pánuco, ya no pueden salir a pescar, por lo que han tenido que dragar y construir un canal que les permita salir en sus lanchas, pues el cuerpo de agua se ha ido secando.

Por si esto fuera poco, el ingreso de agua salada del mar a la zona del estero El Camalote les impide a las familias disponer de agua para uso diario.

Aunque se ha logrado contener el ingreso de fuertes corrientes de agua salada en El Camalote mediante la instalación de más costaleras, aseguran que no es una solución definitiva.

Ante estas situaciones, los pobladores demandan apoyos de los gobiernos estatales y federal para poder hacerle frente a esta crítica situación.

Con información de Milenio