PyMEs encontrarán en la resiliencia principal apoyo para era pos-Covid: Eduardo Graniello Pérez

0
68

A seis meses de que se reportara el inicio del brote de coronavirus Covid-19 en el mundo, algunas ciudades comienzan a retomar actividades en un esfuerzo por estabilizar la economía, sin embargo, han sido las Pequeñas y Medianas empresas (PyMEs), las que en palabras del especialista Eduardo Graniello Pérez han desarrollado cierta ventaja para lo que se ha denominado como era pos-Covid, al conseguir adaptarse durante el apogeo de la pandemia a nuevos y retadores escenarios, en los que destaca la resiliencia como su principal punto de apoyo.

“Las PyMEs y los emprendedores aprendieron durante los últimos seis meses que la capacidad de adaptación y respuesta a nuevos escenarios, era vital si buscaban darle continuidad a sus proyectos y empresas en la era pos-Covid”.

“Y vimos cómo muchos lograron resistir los meses más difíciles. A casi medio año de que surgiera la pandemia, podemos hacer un balance sobre los aciertos y acciones que los beneficiaron y el común denominador que encontramos es que supieron desarrollar resiliencia empresarial”, explica el experto.

Graniello Pérez indica que la resiliencia empresarial implicó que los emprendedores anticiparan posibles soluciones al colapso de los mercados, la ruptura de las cadenas de suministro e incluso, la falta de personal. Ese pensamiento resiliente, explica, les abrió un panorama nuevo en el que aprendieron a moverse y avanzar en nuevos mercados y a encontrar alternativas o crearlas.

“El confinamiento nos ha llevado de manera general a desarrollar una resistencia que no pensábamos que pudiéramos alcanzar. En el caso de los empresarios y las PyMEs, significó principalmente aprender sobre resistencia financiera y operativa, ambas indispensables para el funcionamiento de cualquier proyecto”, explica Graniello Pérez.

“Pero también, se ha requerido de la resiliencia de liderazgo y la resiliencia organizacional. Contrario a lo que podría pensarse, la primera requirió del trabajo en equipo y la creación de una red completa conformada tanto por empresarios como por clientes, proveedores y comunidad en general, mientras que como parte de la organizacional, quedaron al descubierto colaboradores leales, nuevos líderes y talento emergente, que a futuro, representará un pilar importante para la empresa en crecimiento”, asegura.

Finalmente, Eduardo Graniello Pérez precisa que tomando como nueva base esos cuatro elementos, tanto empresarios y emprendedores encontrarán el punto de recuperación con mayor facilidad en la era pos-Covid, camino que asegura ya tienen adelantado en comparación con grandes compañías que han debido adaptarse de improvisto a nuevos conceptos.