Factoraje, oportunidad de financiamiento para PyMEs ante crisis: Eduardo Graniello Pérez

0
61

El prolongado confinamiento que se vive en todo el mundo, ha puesto en jaque a Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs), quienes en un esfuerzo por mantener sus operaciones o a su plantilla de trabajadores han tenido que recurrir a nuevas formas de financiamiento para garantizar su subsistencia.

El factoraje, es una de esas alternativas de financiamiento que el especialista Eduardo Graniello Pérez identifica como viable para las PyMEs y MiPyMEs, y que en fechas recientes ha cobrado relevancia por su capacidad para ser convertida en capital corriente.

“La realidad es que nos encontramos ante una crisis económica que para las micro, pequeñas y medianas empresas se convertirá en una crisis de capital y fluidez a largo plazo. Buscar desde ahora soluciones y alternativas, es la mejor manera de garantizar que una vez transitada la etapa de confinamiento, puedan reiniciar sus operaciones, sin caer en el endeudamiento excesivo”.

“El factoraje también conocido como descuento de facturas o factoring, es una fuente de crédito pero a corto plazo. En el ecosistema emprendedor es utilizado con frecuencia para garantizar la liquidez de la empresa y que puedan continuar con sus operaciones”, explica Graniello Pérez.

A grandes rasgos, el factoraje financiero consiste en la compra y venta de cuentas por cobrar o facturas; la empresa que financia o cubre la deuda sirve de impulso a la compañía emisora de dichas facturas, y ésta recibe el capital mucho más rápido que si lo buscara por otros medios de financiamiento.

“El factoraje financiero es útil cuando lo que se busca es impulsar el crecimiento del negocio, mantener el punto de equilibrio dentro de la empresa y no perder a los clientes que tengan pendiente de pago algunas facturas”, precisa Eduardo Graniello Pérez.

“Otras de las ventajas que tiene este mecanismo es que es un financiamiento a corto plazo que no implicará un endeudamiento para los emprendimientos, no está peleada ni condicionada con otras formas de financiamiento y es una forma de garantizar el cobro a clientes o proveedores”, asegura el especialista en emprendimiento y finanzas.

Finalmente, Graniello Pérez explica que esta manera de obtener liquidez esta fuertemente vinculada a la industria de las tecnologías financieras denominadas Fintech, por lo que aprovechar la simplificación de procesos y acceso a capital para invertir, pagar o subsistir será una de las principales herramientas en las que deberán apoyarse los emprendedores mexicanos.